En un post anterior mostraba como resultaba posible escribir críticas falsas sobre un hotel en TripAdvisor, según una web especializada. Después de la repercusión y el interés despertado en torno al tema, quisiera ahora explicar las medidas que toma TripAdvisor para evitar que esto suceda y cómo actúa cuando detecta un posible fraude.

En primer lugar, antes de realizar una crítica, TripAdvisor hace al usuario “jurar por la gloria de su madre” que no está haciendo trampas y le amenaza con multas de hasta 300.000$ si miente. Esta es la captura de pantalla, para que los lectores puedan juzgar la severidad de las advertencias.

No tengo datos para juzgar la efectividad de esta medida, pero todos conocemos las posibilidades de anonimato que ofrece internet. Cada cual que tome sus propias conclusiones.

Cuando TripAdvisor cree que un hotel está escribiendo opiniones positivas falsas sobre su propio establecimiento,  no publicará las opiniones sospechosas. Pero si cree que el asunto es realmente grave, hará aparecer en la ficha del hotel el siguiente recuadro, que se conoce como “Red Flag”.


El espacio que ocupa dentro de la ficha del hotel es bastante destacable y su color hace casi imposible que un internauta no se percate de su existencia.


En principio parece una medida justa, contra aquellos que pretenden defraudar a TripAdvisor y a los viajeros que se plantean elegir un hotel. Pero un análisis más profundo del procedimiento deja ciertas dudas sobre esto.

Para que TripAdvisor decida que un hotel es “sospechoso”, debe haber registrado una serie de opiniones positivas en un periodo escaso de tiempo, desde la misma localización,… Ver el anterior post ayudará a conocer más detalles sobre el tema.

Pero esa cantidad de opiniones puede haber sido escrita por alguien relacionado con el hotel o no. Un competidor que desee que aparezca la “Red Flag” en la ficha de un competidor, puede haberse dedicado a escribir opiniones favorables sobre ese hotel, hasta que TripAdvisor lo detecte como fraude. También puede pasar que los clientes satisfechos escriban opiniones desde la WIFI del hotel (misma IP) y TripAdvisor piense que se trata del personal del hotel.

Parece algo bastante retorcido y se puede dudar de si realmente la “Red Flag” afecta a la reputación de un hotel. Para que los lectores se puedan hacer una idea de la situación, les invito a leer esta noticia, publicada en un prestigioso periódico británico.

Cuando TripAdvisor cree que un hotel hace trampas
Etiquetado en:                

7 pensamientos en “Cuando TripAdvisor cree que un hotel hace trampas

  • 11 julio, 2012 a las 13:02
    Enlace permanente

    Muy bueno. Hacer trampas al respecto es relativamente fácil tal y como has expuesto en tus últimas entradas. Es cierto que hay intereses por parte de los hoteles y también que para sabotear a la competencia, insisto hay que ser mala persona o estar desocupado, pero es ciertamente posible. Sin duda, mi apreciación personal tras leerte las últimas ocasiones es que el 2.0 es una muy buena herramienta (y eso no es discutible), pero no podemos pensar que es la panacea, al final es tan imperfecto como el 2.0. Gracias por compartir conmigo tu visión y por ayudarme a comprender mejor este nuevo mundo virtual que cada vez es más real. Un abrazo.

  • 11 julio, 2012 a las 19:37
    Enlace permanente

    buen artículo Juan Pedro, aunque echo de menos un cierre del post con algo más de carga de opinión y conclusiones. Está claro que para los establecimientos hoteleros, TripAdvisor es una buena herramienta de promoción pero adolece de los problemas de las redes sociales y es que es imposible controlar el flujo de respuestas de los usuarios de dicha red. No se le pueden poner puertas al campo y 2.000 millones de internautas (http://bit.ly/MiYyP8) es un campo muy grande… habrá que aceptar TripAdvisor (o Boking, etc) con sus defectos y virtudes y como hoteleros pelear por nuestros derechos (si los merecemos).

    • 12 julio, 2012 a las 10:30
      Enlace permanente

      He preferido no sacar conclusiones ni dar consejos en este post, lo dejo para el futuro. Lo que está claro es que las opiniones están ahí y tienen una enorme importancia para los establecimientos hoteleros, que no deberían ignorarlas por mucho que el sistema les parezca injusto. Para mejorarlas es indispensable dar un servicio satisfactorio. A partir de ahí, en TripAdvisor el hotelero puede hacer cosas para tratar de mejorar esas críticas o responder adecuadamente a las que les parezca adecuado. Eso no hará que un mal hotel parezca bueno en TripAdvisor, pero se puede mejorar algo.

  • Pingback: Caso real: TripAdvisor ante un hotel que infringe sus normas. « Juan Pedro Mellinas

  • Pingback: Caso real: TripAdvisor ante un hotel que infringe sus normas. « Juan Pedro Mellinas

  • Pingback: ¿Por qué el porcentaje de críticas falsas en TripAdvisor es mínimo? « Juan Pedro Mellinas

  • 28 agosto, 2013 a las 18:23
    Enlace permanente

    Pues no. Error. TripAdvisor, España, no hace NADA. Envié una una crítica haciendo un estudio pormenorizado de un hotel que sí que hace trampas (cuando os diga el nombre lo podéis comprobar vosotros mismos). No me hicieron ni caso. Les envié todos los comentarios sospechosos, que son la mayoría, y en ellos les marqué las palabras que siempre se repetían, tanto en títulos como en el interior, las estructuras utilizadas, siempre adjetivo + y + adjetivo… No sólo no han hecho nada sino que le han dado el premio a mejor hotel. En concreto hablo del Bed4U de Tudela (Navarra). Ahí están los comentarios de este hotel para poder verlo y podréis comprobar lo que aquí digo. Y otra de las técnicas que usan es la de que, si hay un comentario negativo, los siguientes “presuntos” clientes siempre hablan de manera positiva de ese aspecto negativo. Vamos, para tontos. A TripAdvisor le importa muy poco esto. Sólo le interesa que haya comentarios. Todavía estoy esperando el cartelito al lado de este hotel diciendo que hace trampas. Por eso TripAdvisor no es de fiar.

Los comentarios están cerrados.